Hace un año, como pasa el tiempo, el deporte mundial, español y zamorano sufrió un duro revés, de esos que dejan un hueco casi imposible de rellenar. Hace un año, fallecía en un accidente de quad el piloto zamorano Angel Nieto.

España entera, y muy particularmente Zamora, se conmocionó con la pérdida de su gran campeón.

Los moteros zamoranos se concentraron en el Angel Nieto para hacer rugir sus motores en homenaje a quien fuera su ídolo. U libro de condolencias y una gran foto del piloto fallecido hicieron las veces de velatorio.

Unas semanas después, las carreras de motos clásicas, esas en las que tanto brilló el campeonísimo, volvieron a rendir un sentido homenaje al piloto zamorano en presencia de sus hijos y su mujer, que emocionados, agradecieron la dedicatoria.

Las instituciones, en este tiempo, decidieron la concesión de la medalla de oro de la provincia y su nombramiento como hijo predilecto de la ciudad.