El exmilitante socialista, acusado de abusar de una compañera de partido en uno de los despachos de la sede del PSOE en el año 2017, ha sido hoy absuelto por el juzgado de lo Penal de Zamora.

Los hechos se remontan al mes de abril de 2017 cuando los militantes se encontraban en un acto del partido en la sede y el hombre llamó a la mujer para que le acompañará a una de las salas donde, según denunció la víctima, el acusado se abalanzó sobre ella agarrándola para intentar besarla, además de tocarle el culo hasta que finalmente pudo soltarse y salir de la habitación. Unos hechos que la mujer denunció meses después debido a problemas familiares.

Según la sentencia, no se tienen pruebas suficientes de lo ocurrido por lo que se ha aplicado el principio de «indubio pro reo» que supone la valoración de las pruebas según criterios favorables al acusado debido a que su contenido arroja alguna duda sobre su virtualidad inculpatoria.

Unos hechos por los que la acusación particular pedía tres años de cárcel y una indemnización de 6.000 euros para la víctima por agresión sexual con agravante de abuso de superioridad.

La sentencia no es totalmente definitiva ya que cabe recurso ante la Audiencia Provincial de Zamora.