El BM Zamora obtuvo este sábado un importante empate en la cancha del Amenabar Zarautz. Igualada a 22 goles en un partido que los pistacho pudieron, y merecieron ganar, después de ir cuatro arriba en los minutos finales de la segunda parte. Lamentablemente, los vascos apretaron mucho al final y a punto estuvieron de dejar a los pistacho sin el merecido premio del empate.

La primera parte fue muy igualada, con ambos equipos contestando con goles a las buenas acciones del rival. El 12 a 12 con el que se fueron los jugadores al vestuario no despejaba las dudas sobre quien era favorito para llevarse la victoria.

En la segunda parte el BM Zamora se mostró superior a los vascos. Poco a poco fue ampliando la ventaja hasta ir ganando por 16 a 20. Los nervios, la mala suerte y algunas decisiones equivocadas dieron al traste con la ventaja que los de Zarautz a punto estuvieron de lograr remontar.

Afortunadamente, el BM Zamora supo aguantar el acoso en los minutos finales para, al menos, arrancar un empate en una cancha tan complicada como es Zarautz.