Mal partido para el CD Zamarat, que se vuelve con una derrota merecida de Vitoria tras caer por 69 a 59 ante Araski.

Las naranjas fueron siempre por detrás en el marcador, y solo la reacción final del equipo en el último cuarto permitió recortar distancias en un marcador siempre muy favorable para el conjunto vasco.

El encuentro no tuvo apenas historia. Al descanso las locales ya vencían por un contundente 40 a 20. Marcador que se amplió hasta el 57 a 32 del tercer cuarto.

En los últimos diez minutos, Zamarat hizo un sobreesfuerzo y a base de presión y acierto de cara al aro rival logró reducir distancias. Araski mostró entonces sus debilidades y quizá, si el partido hubiera durado unos minutos más la victoria local hubiera estado en cuestión, pero el paso inexorable de los minutos quitó a las naranjas la posibilidad de luchas por un triunfo que cada vez es más necesario.

Mc Phee con 20 puntos, Montoliu con 13 y Okonkwo con 19 fueron las mejores de cara al aro rival.