El director y principal impulsor del Festival Internacional de Música Pórtico de Zamora, Alberto Martín, ha comunicado este lunes, después de varios días de especulaciones, su renuncia a seguir con su labor al frente del certamen musical.

Martín ha confirmado que abandona el Pórtico de Zamora debido a sus “compromisos profesionales”, el deseo de “nuevos retos” y, sobre todo, por el “cansancio” acumulado tras 16 años de intenso trabajo al frente de un festival que carecía de ánimo de lucro, gestionado de forma voluntario por un reducido número de personas y que había logrado un importante prestigio nacional es internacional con la implicación de todas las instituciones locales, provinciales y regionales, el Obispado de Zamora, el Centro Nacional de Difusión Musical y la Fundación Iberdrola.

Martín lideraba hasta este lunes un equipo de personas a las que ha querido agradecer su trabajo por “sacrificar su tiempo” y “sus desvelos” para hacer todos los años del Pórtico una realidad.

Hay que recordar que el Pórtico llevaba 16 años llenando la iglesia de San Cipriano con una serie de conciertos con grupos de primerísima línea con un público llegado de todo el país.