El mal tiempo no ha sido impedimento para que una multitudinaria manifestación haya recorrido este sábado las calles de Alcañices en defensa de una sanidad pública de calidad en las zonas rurales.

Usuarios de la Zona Básica de Salud de Aliste han reivindicado que se cubran las plazas de médicos que faltan para poder ofrecer un servicio “digno” porque, afirman, “el desequilibrio poblacional no puede convertirse en un desequilibrio social y asistencial”.

Desde el Movimiento en Defensa de la Sanidad Pública habían pedido expresamente que todos los ciudadanos que quisieran, se sumaran a la causa pero, “sin siglas políticas ni colores”. Así, con chubasqueros y paraguas los manifestantes han portado pancartas con distintos lemas como ‘Aliste no se rinde’, ‘Jóvenes rurales por nuestra sanidad’ o ‘Aliste se mueve por una sanidad rural digna y de calidad’.

Los asistentes a la manifestación han recordado que aún faltan dos médicos, sin incluir las bajas cortas semanales que puedan surgir. Además, alertan que en fechas próximas, se jubilará un profesional, aumentando la preocupación ante la llegada de las vacaciones de Semana Santa y los meses de verano cuando la población crece en las zonas rurales.