Los colectivos reunidos este jueves por la noche en Alcañices  han decidido abrir la reivindicación de la autovía entre Zamora y la frontera con Portugal al resto de la provincia de Zamora para conseguir un mayor apoyo social.

Tras más de dos horas de reunión, los asistentes acordaron que el documento que recoge las líneas básicas de la petición, con datos sobre la siniestralidad de la vía, el tránsito de vehículos y la historia de una demanda que se remonta varias décadas atrás, llegue a la comarca de Aliste y al resto de la provincia de Zamora para recoger firmas y que la reclamación sea conocida. Una labor en la que colaborarán de manera activa tanto la asociación de desarrollo Zamora 10  como la Coordinadora Rural, en la que se encuentran representadas más de 60 asociaciones de todo tipo.

A lo largo de la reunión se abrió la posibilidad de plantear una financiación público-privada para el proyecto, como la aplicada en la autovía entre Zamora y Benavente, de manera que la conversión en autovía de los 70 kilómetros que restan entre la capital zamorana y la frontera con Portugal pudiera salir adelante independientemente de la consignación que pueda aparecer en los próximos presupuestos generales del Estado.

Los convocados descartaron convocar movilizaciones, al menos hasta que haya concluido la recogida de firmas y se conozca la respuesta que ofrecen las administraciones a la demanda ciudadana.

Vanesa Mezquita, la alcaldesa de San Vitero e impulsora de la reunión, señaló que el documento elaborado se hará llegar también  a los parlamentarios nacionales de los distintos partidos con representación por la provincia de Zamora para que insten a la administración a llevar a cabo el proyecto.