Ambas partes se han comprometido a analizar el funcionamiento del mercadillo con estas limitaciones y negociar en el futuro posibles modificaciones

Finalmente, mañana martes habrá mercadillo. Vendedores y Ayuntamiento han alcanzado este lunes un acuerdo in extremis después de que los ambulantes amenazaran con no acudir mañana con sus puestos al mercadillo descontentos con las limitaciones impuestas por las administraciones a este tipo de actividades.

Mañana 187 vendedores instalarán sus mercancías en el mercadillo para ponerlas a la venta en una jornada donde se primará la seguridad, con una inédita regulación del flujo de visitantes al mercadillo, o con condicionantes como el uso de gel hidroalcohólico por parte de vendedores y comparadores antes de tocar las mercancías y la obligatoriedad de guardar una distancia de seguridad entre los puestos.

Tras alcanzar un acuerdo, ambas partes se han comprometido a analizar el funcionamiento del mercadillo en las próximas semanas para después volver a reunirse y ver si existen mejoras que introducir que puedan beneficiar a vendedores y usuarios.