El primer equipo del Club recibe este domingo a las 11:30 horas a la Arandina en la Ciudad Deportiva. El partido no debe de suponer un gran problema para los intereses amarillos ya que el equipo burgalés no está haciendo una buena temporada y solo tiene seis puntos en la clasificación.

Después de tres encuentros seguidos sin conocer la victoria, el equipo amarillo afronta este encuentro como punto de inflexión en la liga, para coger fuerza en la recta final de la competición con la intención de asegurar un subcampeonato, que quizás también pudiera dar acceso al ascenso de categoría.

El entrenador amarillo pretende ir recuperando efectivos y para este encuentro ya podrá contar con María aunque sea solo unos minutos. La vuelta de Tania sin embargo tendrá que esperar un poco más. Patri y Fariza son dudas por pequeños problemas físicos aunque el míster zamorano cree que con casi toda seguridad estarán en la convocatoria del próximo domingo.

El filial recibe este sábado a las 17:00 horas al Palencia FF. El encuentro no va a ser nada fácil para las de Julio ya que en el partido de ida las palentinas dieron una muy buena impresión. Las chicas tendrán que saltar muy concentradas para evitar sorpresas ya que las de Palencia son un equipo muy correoso que no da ningún balón por perdido.

Las filiales amarillas quieren seguir escalando puestos en la clasificación, para lo cual no podrán dejarse arrebatar ningún punto en el encuentro de este fin de semana.

Para este encuentro el entrenador zamorano tiene las bajas de Cynthia, Julia y la duda de Celia y el regreso de Anastasia a las órdenes de Julio.