El equipo de Nacho Merino se enfrenta a partir de las 15:45 horas al Juventud Villaquelambre leonés, en un encuentro que no debería suponer mayor problema para los intereses amarillos, dado que las anfitrionas solamente tienen cuatro puntos en su casillero.

El mayor problema con el que se pueden encontrar las zamoranas es el terreno de juego, ya que es de hierba natural y no debe de estar en muy buenas condiciones según las informaciones que se ha recibido en el club zamorano. Las lluvias caídas estos días tampoco ayudan a que el terreno de juego pueda estar en buenas condiciones.

El entrenador zamorano espera que sus pupilas entren concentradas al partido desde el comienzo para no dar opciones a sus rivales en ningún momento.

Para este choque el míster amarillo cuenta con la baja de Mercedes.

El filial amarillo viaja también a León este sábado, en este caso para medirse a partir de las 15:30 horas al filial del León FF.

La intención de Julio es venirse con los tres puntos en el equipaje, pero no va a ser tan fácil como a priori se prevé el encuentro del primer equipo.

El rival que le toca en suerte a las filiales del Caja Rural va justo por detrás del equipo amarillo en la clasificación y empatadas a puntos.

Si algo se puede destacar de las leonesas es su irregularidad. Son capaces de hacer grandes partidos contra equipos de la parte alta de la tabla clasificatoria y ganar con ventajas muy exiguas a equipos muy inferiores a él. La duda que ronda la cabeza del entrenador amarillo es saber con qué equipo se encontraran este fin de semana.

Darlo todo desde el minuto uno es una de las armas que quieren utilizar las amarillas para imponerse a su rival.

Al contrario que el primer equipo, Julio cuenta con hasta cuatro bajas para este fin de semana, Cynthia, Aurora, Blanca y Lucía.