La secretaria de Organización del PSOECyL y coordinadora del Comité Electoral, Ana Sánchez, sostuvo hoy que «al PP se la ha acabado el tiempo y a la sociedad la paciencia» a la vista de la multitudinaria manifestación ciudadana en defensa de la sanidad pública de Castilla y León en la que más de 50.000 personas reclamaron al Partido Popular el cese del consejero de Sanidad.

Sánchez subrayó que «abarrotaron» las calles de Valladolid miles de ciudadanos llegados de las nueve provincias «cargados» de «dignididad», razones y argumentos ante el «desmantelamiento» premeditado y estudiado de la sanidad pública y el maltrato a los profesionales sanitarios que trabajan en pésimas condiciones y que se van de la comunidad debido a las condiciones laborales en las que desarrollan sus tareas, sobre todo en el medio rural.

Tras la reunión del Comité Electoral, que hoy contó con el candidato a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, y la vicesecretaria general, Virginia Barcones, Sánchez señaló que las primeras medidas que el PSOE adoptará al frente de la Junta será una «necesaria» reforma integral y estructural de la Atención Primaria, revertir los recortes, recuperar el empleo y la dignidad de los profesionales y abrir un diálogo con el sector.

Asimismo, anunció que el PSOE presentará en las Cortes de Castilla y León la petición de reprobación y cese del consejero de Sanidad. «Es obligación del PSOE llevar la voz de los miles de ciudadanos que salieron a la calle en defensa de la sanidad pública», sostuvo Sánchez.