La secretaria de Organización del PSOECyL, Ana Sánchez, se mostró rotunda en afirmar hoy que en Castilla y León la gente quiere cambio y esa fuerza es la que lleva «directo» al candidato a la Presidencia de la Junta y secretario general del PSOECyL, Luis Tudanca, a «liderar nuestra tierra».

Así lo señaló Sánchez tras la reunión que mantuvo con los secretarios de Organización provinciales en Valladolid, el día después de la presentación de la candidatura de Tudanca en Burgos, que contó con la presencia del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

«Hay un antes y un después del día de ayer», subrayó Ana Sánchez, quien agradeció su presencia a los miles de castellanos y leoneses que ayer abarrotaron el Fórum Evolución de Burgos, donde se desarrolló el acto y donde se demostró que el PSOE está «fuerte, unido, con un líder solvente para Castilla y León y su gente».

Ayer, continuó, se evidenció que no es una declaración de intenciones, sino que ha quedado claro que en Castilla y León hay un mínimo común denominador de la pulsión de cambio. «En Castilla y León la gente quiere sacar al PP de la Junta», aseveró, para añadir que «hay un sentimiento de cambio, de un fin de régimen de 30 años de la derecha que nos ha metido en los peores indicadores».

Por lo tanto, remachó, la gente está diciendo «basta», porque quieren un líder sólido después de que los castellanos y leoneses hayan dado mucho al PP y no hayan recibido nada.

«Hay que preguntarse si vamos a darnos una oportunidad en mayo o vamos a dejar que se sigan marchando los castellanos y leoneses», remarcó.

Asimismo, la secretaria de Organización se refirió al proyecto de Presupuestos Generales del Estado, que supondrán 1.094 millones de euros en inversiones, un 9 por ciento más que hace un año, con el Gobierno de Mariano Rajoy.

En este sentido, Sánchez pidió al candidato «ninguneado» Alfonso Fernández Mañueco que se disculpe por haber dicho que eran unas cuentas que suponían una humillación para Castilla y León. Por eso, pidió al PP que apoye las cuentas que benefician a pensionistas, empleados públicos y trabajadores que cobran el Salario Mínimo Interprofesional.

Al respecto, el portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista, José Francisco Martín, recordó que estas medidas del Gobierno beneficiarán a 600.000 pensionistas, 12.000 cuidadores profesionales de dependientes o 166.000 autónomos y 163.000 empleados públicos.