El próximo domingo, a partir de las doce y con la presencia de las cámaras de Televisión Castilla y León, el Zamarat se enfrentará a Tenerife, un equipo situado en la sexta posición de la tabla con seis victorias en su haber.

Un duro rival que pondrá de nuevo a prueba a la moral del equipo naranja, resentida tras tantas derrotas, como reconoce el técnico local, Angel Fernández. “Dos meses sin conocer la victoria pasa factura a cualquier equipo, mi trabajo pasa precisamente por recuperar mentalmente a las jugadoras y convencerlas de que pueden dar más al equipo y de que pueden lograr triunfos”.

Con apenas 10 días de trabajo con el equipo, el técnico no duda a la hora de deshacerse en elogios hacia la actitud de las jugadoras, por lo menos, en los entrenamientos. “El equipo está trabajando muy bien, pero también les he dejado claro que necesito un poco más de cada jugadora, que tiene que aportar un poco más, sobre todo en defensa”.

Precisamente es en el aspecto defensivo donde el Zamarat, a juicio de su nuevo entrenador, tiene más margen de mejora. “Los 83 puntos que encajamos la semana pasada dolieron especialmente, tenemos que ajustar más la defensa, que cada jugadora sepa lo que tiene que hacer en cada momento”.

El equipo tiene la necesidad de volver “a los buenos momentos de la pretemporada y a los buenos cuartos que se hicieron contra Avenida”, para remontar en la tabla.
Del rival, Fernández resumió con pocas palabras su potencial. “Es un muy buen grupo de jugadoras que cada vez juegan mejor en equipo”.