Las naranjas se enfrentan este fin de semana a Zaragoza, un rival de los considerados asequibles

El Zamarat se enfrenta este domingo a Zaragoza, un rival de los considerados asequibles, lo que hace que el partido sea vital para los intereses de las naranjas, en plena lucha por salir de los puestos de descenso.

El entrenador local, Angel Fernández, no ha dudado este jueves en señalar que este encuentro “es un partido fundamental” para las aspiraciones del club, aunque también ha dejado claro que el resto de partidos pendientes son tan o igual de importantes que el del domingo. “Tenemos que acostumbrarnos a pensar que nos quedan cinco partidos y todos para nosotros son finales, especialmente los tres que jugaremos en casa”.

Sobre si Zaragoza vendrá a Zamora con falta de motivación una vez que han logrado estar lejos de los puestos de descenso, Fernández ha dejado claro que las mañas llegarán al pabellón especialmente motivadas dado que “todavía están a tiempo” de luchar por entrar en la lucha por estar en los puestos de cabeza de la tabla.

En cuanto al potencial de Zaragoza, el técnico local ha señalado que tiene “un gran juego interior, una línea exterior que mete muchos puntos y unas tiradoras que desde 6,75 hacen mucho daño”. Aun así, el principal arma del conjunto maño es el hecho de que tiene “muchas jugadoras capaces de anotar muchos puntos”.

Acompañando en la rueda de prensa a Angel Fernández estuvo este jueves la jugadora Maria Jerpersen, que también quiso llamar la atención sobre la importancia del partido del domingo, aunque también quiso subrayar la importancia de los partidos contra Bembibre y Tenerife. “Tenemos que jugar a vida o muerte contra Zaragoza” y sobre todo “hacer nuestro juego”.

El objetivo, ha señalado la jugadora naranja, “no puede ser otro que lograr las dos victorias con las que estaría casi asegurada la permanencia”.