Una tormenta provocó que una buena parte de la comarca de Sanabria se quedara buena parte del fin de semana sin energía eléctrica.

La información de la causa del corte del suministro fue llegando a cuentagotas a través de los teléfonos 112 y 062, sin que “en ningún momento Unión Fenosa haya dado la más mínima explicación sobre la causa del apagón”, señalan desde el grupo Ahora Decide Sanabria.

“Todo ha sido silencio por parte de la eléctrica, y lo sigue siendo. Hoy se ven esparcidos por los pueblos un número considerable de generadores eléctricos de gasoil en pleno funcionamiento mientras se repara la avería”, aseguran.

Parece ser que ésta se originó como consecuencia de la caída de un árbol sobre una línea eléctrica de transporte de corriente ubicada en Porto de Sanabria, lo que evidenciaría que las eléctricas tienen muy poco cuidadas las líneas y las servidumbres de paso aéreas con el propósito de maximizar sus beneficios económicos, prescindiendo de equipos de trabajadores dedicados a los procesos conservación y mantenimiento.

No es admisible a estas alturas que la caída de un roble deje a oscuras durante un prolongado número de horas a casi toda una Comarca con una población en su mayoría, de edad avanzada y con problemas de comunicación. Los Ayuntamientos deben pedir explicaciones a Unión Fenosa y la JCyL sancionarle por no informar debidamente a los ciudadanos del apagón y de los tiempos de espera, sin perjuicio de las indemnizaciones que habrán de abonar por los daños causados.