A las 20.00 horas, noche tras noche, toda Zamora se une para luchar contra la pandemia

Se ha convertido en un símbolo. A las ocho, noche tras noche, sin decaer por el cansancio, el desánimo o el abatimiento, los zamoranos se echan a balcones y terrazas para protagonizar un largo y solidario aplauso.

Un reconocimiento a todo el sector sanitario que estos días tanto está luchando para frenar la expansión de la pandemia, pero también a todos los servidores públicos que en estos días tampoco han bajado la guardia y siguen en la brecha a pesar del riesgo de contagio.
Así, a las ocho se entremezclan los aplausos con las sirenas de las unidades de Policía

Nacional y Policía Local que patrullan incansables para hacer cumplir el estado de alarma. Suenan también las sirenas del parque de Bomberos de Zamora donde todo el personal sigue trabajando para doblegar la transmisión del virus y ayudando a los zamoranos.