Con un presupuesto de más de 1.5 millones de euros y una plantilla de 15 nuevos profesionales

El pleno de la Diputación Provincial de Zamora, celebrado este viernes 5 de junio, ha dado luz verde a la creación del tercer parque de bomberos de la institución con el voto favorable del Equipo de Gobierno y la abstención de PSOE e IU.

Unas instalaciones que serán gestionadas directamente por el Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios, Salvamentos y Protección Civil de Zamora, con el fin de dar servicio a los habitantes de los municipios del alfoz de la capital zamorana, y que estará ubicado en parte del solar que ocupa en la actualidad el servicio del Parque de Maquinaria de la Institución Provincial situado en Zamora capital, en el primer kilómetro de la carretera de Cañizal.

José Luis Prieto Calderón, presidente del Consorcio de Prevención y Extinción de Incendios, ha señalado que las instalaciones se financiarán con cargo a los remanentes con la ampliación de la nave en el actual Parque de Maquinaria que cuenta con unas salidas óptimas a las carreteras principales para atender a los municipios del alfoz de la capital zamorana.

Las nuevas instalaciones y su dotación contarán con un presupuesto de 1.533.000 euros. Una vez que las obras finalicen y los medios materiales se incorporen, será el Consorcio Provincial quien pase a gestionar el nuevo parque, y quien dote de medios humanos al servicio. Así pues, el Parque contará con una plantilla de 15 bomberos (5 cabos y 10 bomberos) por lo que, a su puesta en funcionamiento, el Consorcio Provincial de Extinción de Prevención y Extinción de Incendios dispondrá de una plantilla de 45 profesionales para dar servicio a todos los municipios de la provincia, de los cuales uno será el Oficial Coordinador de Parques, figura de nueva creación.

En cuanto a la dotación de medios materiales, el nuevo parque de bomberos dispondrá de una autobomba urbana pesada completamente equipada, una autobomba forestal pesada equipada, un vehículo de trabajo en altura, un furgón de rescate y transporte, y un vehículo pick-up de mando un control.

Por otro lado, contempla la dotación necesaria para la puesta en funcionamiento del nuevo parque conformada por equipo de rescate en accidentes de tráfico, trajes, vestuario, calzado y cascos de intervención, EPIS para trabajos de altura, equipos de respiración autónoma y botellas de aire comprimido, compresor de recarga, y otros materiales.