Un camión cargado de alpacas de paja ha sido esta tarde pasto de las llamas en la N-112, a la altura del término municipal de Cerezal de Aliste. El conductor ha salido ileso del incidente, aunque el vehículo articulado ha quedado completamente calcinado.

Para extinguir el fuego ha sido necesaria la presencia de varias dotaciones de bomberos llegadas desde la capital y de San Vitero y de un camión nodriza de la Mancomunidad Tierras de Aliste encargado de suministrar agua a las motobombas.

El fuego ha obligado a cortar la N-122, por lo que la Guardia Civil ha establecido una ruta alternativa por Cerezal y Videmala.

Durante horas una espesa columna de humo ha sido visible desde kilómetros de distancia y los bomberos han tenido que emplearse a fondo para apagar la carga del camión durante horas.