Este miércoles, ya de noche, han tomado la salida los corredores participantes en la que es por derecho propio una de las carreras de montaña más extremas del mundo y, sin duda, la más dura de España, la Sanabria Glaciar.

Los participantes tienen por delante nada más y nada menos que 254 kilómetros ininterrumpidos de carrera. Tendrán que salvar 10.000 metros de desnivel.

Dicha prueba se presenta como una prueba extrema, mezclando deporte y aventura, no habiendo en la actualidad ninguna con este formato en la Península Ibérica, teniendo como referencia pruebas europeas como el «Tor de Gents» en los Alpes, «Euforia» en Andorra o «Transgrancanaria 360º» en las Palmas de Gran Canaria.