Las temperaturas cambiarán los dos últimos días de la Pasión zamorana. Durante el Sábado Santo, desaparecerán las nubes y no se esperan precipitaciones. Temperaturas mínimas sin cambios o en ascenso ligero, en torno a los 11ºC, y máximas en ascenso, que podrá ser notable llegando a los 22ºC.

El Domingo de Resurrección amanecerá con los cielos cubiertos aunque, según la previsión meteorológica, no habrá precipitaciones ya que la probabilidad es baja, del 35%.

Buenas previsiones para finalizar una Semana Santa en la que las lluvias han deslucido varias procesiones, obligando a acortar recorridos y suspender alguno de los desfiles procesionales más esperados de la Pasión zamorana.