El Balonmano Zamora Rutas del Vino saca una importante victoria ante el Trops Málaga por 24-20, en un partido donde las defensas y los porteros sacaron su mejor cara. El partido comenzó con el Málaga bien plantado en ataque y en defensa, poniéndose 3-5 a los 10 minutos. Sin embargo, los pistachos no se vinieron abajo y remontaron por primera vez en el partido. A pesar de eso, los de Leo Álvarez veían como fallaban hasta lo que no fallan nunca, con un gran Oliva destacando en el Trops. Gracias a ello, los malagueños se fueron con una ventaja de dos goles al descanso (10-12).

La segunda parte comenzó con una sequía goleadora por parte de ambos equipos, culpa de los porteros Oliva e Ignasi. Un parcial de 4-5 en los primeros veinte minutos de segunda parte no hacía presagiar lo que vendría a partir de ese minuto. La afición levantó a los Viriatos y todas esas ocasiones que el Zamora fallaba en la primera parte ahora se convertían en goles, con un gran Jaime González, que acabó el partido como máximo goleador de los locales con cinco goles, empatado con Ramiro. Finalmente, ese parcial de 10-3 en los minutos finales llevaron la alegría a los aficionados que abarrotaban el Ángel Nieto, cerrando el partido con el 24-20 final. Ignasi y Jaime fueron los mejores locales, mientras que en los malagueños destacó el portero Oliva y Armada, con diez goles.

Con esta victoria, los zamoranos superan a los malagueños en la tabla con la vista puesta en los puestos de playoff que cierra el Alcobendas con 2 puntos de ventaja sobre los Viriatos.