La Policía Nacional recogió esta mañana el reconocimiento al trabajo que desde hace ya muchos años hace en beneficio de la pasión Zamorana. Un Barandales de Honor merecido que el público del Ramos Carrión aplaudió con una sentida ovación de durante varios minutos.

La presencia de los agentes de la Policía Nacional fue uno de los momentos más emotivos de la mañana. Especialmente sentido fue el momento en el que el Comisario de Zamora, el zamorano Hubaldo de la Torre, recibió la figura del barandales para después tomar la palabra y dirigir unas palabras de agradecimiento a los presentes.

De la Torre recordó sus orígenes como ‘cofrade de calle’ y el papel que la Policía desempeña desde hace ya muchos años manteniendo el orden en la capital, especialmente durante la Pasión, momento en el que la ciudad multiplica su población.

La presencia de agentes de policía nacional en las procesiones se remonta a mediados del siglo pasado, cuando comenzaron a acompañar a pasos como La Agonia, la Borriquita o la Virgen del Encuentro.

En la actualidad policías con sus trajes de gala acompañan a los pasos en la procesión del Santo Entierro, mientras que agentes de paisano cumplen durante toda la Pasión con su abnegada labor de mantener el orden público bien vestidos con sus trajes reglamentarios bien de paisano.