La concejala de Cultura, Mª Eugenia Cabezas, y el presidente de la asociación Belenista La Morana, Francisco Iglesias, han inaugurado esta mañana el Belén Municipal, instalado en la planta principal del Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales. Un emplazamiento distinto al de ediciones anteriores, que distribuye los diversos elementos del nacimiento en los distintos lugares del espacio, en que predominan las figuras tradiciones originales de los Talleres de Olot, de una fina belleza y una composición armónica con adornos naturales de musgo, ramas y corcheras.

Su nuevo emplazamiento, dentro del Centro de las Ciudades Medidevales, ha estado condicionado por la exposición sobre el Milagro de Empel, que ocupa la primera planta y el mirador del edificio, pero constituye así un atractivo más para acercarse al Casco Antiguo en estas fechas y realizar el recorrido de belenes, que se ha convertido ya en una actividad tradicional para los zamoranos durante las fiestas navideñas, según manifestó la concejala de Cultura, quien considera además el montaje de este año como «muy original y una manera muy diferente de ver el Belén».

Según explicó Francisco Iglesias, en esta ocasión se trata de un Belén tradicional, «pero el formato difiere mucho de otras ediciones puesto que está separado en sus diversas escenas», con los Reyes en el espacio más próximo a la entrada, seguido de los Pastores y el Camino a Belén, para dar paso al Misterio que está ubicado en otra estancia situada al fondo de la sala; lo que constituirá sin duda «una grata sorpresa para todos los que se acerquen a verlo», en opinión de Francisco Iglesias.

El presidente de la Morana agradeció a la concejala de Cultura haber confiado una vez más en esta Asociación para la configuración del Belén Municipal, que constituye uno de los pilares básicos en la ya tradicional Ruta de Belenes que se está convirtiendo en un reclamo importante «incuso para muchas asociaciones de belenistas y personas particulares que vienen de fuera de Zamora», a lo que también ha contribuido notablemente el Congreso Nacional de Belenistas celebrado hace unos meses en la ciudad.

Por último, Iglesias hace un llamamiento para que los zamoranos se «echen a la calle estas navidades y salgan a ver los belenes en familia, que creemos que es una de las actividades más mágicas que puede tener una Navidad, porque el Belén es el que da el verdadero sentido y la razón de existir de estas fiestas».

El Belén Municipal estará instalado en el Centro de Interpretación de las Ciudades Medievales hasta el 6 de enero y podrá ser visitado todos los días de 17,30 a 21,00 horas.