Buenos tiempos para la lírica… ¡Ojalá!

En estos días donde se impone el ambiente del bañador, la playa o la piscina, en cualquier caso vacaciones; también hay gran cantidad de localidades inmersas en grandes ambientes festivos… o incluso hay quien aún no las ha disfrutado (las vacaciones), también nuestros máximos representantes deportivos se van colocando poco a poco en la rampa de salida.

Más de uno hace tiempo que dejó atrás su período vacacional y ya se encuentra cargando las pilas…Porque la temporada ya es inminente; y, como es habitual, siempre se esperan grandes cosas. Me quedo con los tres máximos representantes del deporte zamorano.

Ya sé, ya sé, que habrá quien diga que faltan algunos (es cierto), pero como no dispongo de toda la extensión del mundo, me voy a quedar con ese trío: dos porque están en la máxima categoría de su competición y especialidad (balonmano y basket femenino), y el tercero porque representa al mundo del fútbol, que, mal que le pese a algunos, sigue siendo el deporte rey…..

Cronológicamente el primero en arrancar, oficialmente, es el mundo del fútbol. Antes de acabar el veraniego Agosto volveremos a tener fútbol de competición y puntos en juego, llega la liga; más de uno dejará el bañador y las chanclas para acercarse hasta el Ruta de la Plata el día 27 frente a los palentinos del Becerril.

Feliz y afortunadamente cerrada la etapa de S. Ferrero al frente, el Zamora CF se dispone a afrontar una nueva singladura llena de incógnitas, sí, pero con su dosis de ilusión y expectación ante lo que pueda presentarse. No hay por qué empezar a ser negativistas antes de tiempo.

Sobre todo porque aunque haya indicios que puedan hacer pensar otras cosas, hay que dar un mínimo margen de confianza hasta ver a los recién llegados en acción. Que tiempo habrá y columnas tendremos para exponer y opinar lo que tenga que ser, bueno o malo. Pero dejo aquí una opinión personal y una reflexión pública: “Tras haber soportado al peor presidente de toda la historia del club, el peor con mucho muchísimo, por muy mal que lo puedan hacer en la nueva directiva algo se mejorará, seguro…”

El siguiente en saltar a la palestra y comenzar su liga será el mundo del balonmano. En menos de un mes el sueño y la ilusión del MMT y toda su legión de seguidores, sean del tipo que sean, será toda una realidad con el retorno a la Liga Asobal, la máxima competición de este deporte.

Han pasado poco más de dos meses de aquella gesta heroica en Palma del Río, birlándoles un ascenso que los andaluces se creían que tenían en su mano, y dentro de nada pasarán por el remozado Angel Nieto los mejores clubes nacionales del balonmano.

Ya han empezado a trabajar; Edu ya tiene desde hace unos días haciendo sudar la gota gorda a sus chicos, y únicamente hace falta ver corroborar todos los desvelos de un club que tiene los pies totalmente asentados en la tierra y que se vean correspondidos con el respaldo social. Nos consta que la expectación y las ilusiones son grandes entre la masa social de aficionados y simpatizantes. Pues eso es lo que hay que ver reflejados en el número de socios: cualquier otra cosa que no sea que el MMT llegue hasta los 1.000 socios me sonaría, personalmente, a decepción…

El tercer puntal en esta columna se lo vamos a otorgar al Zamarat, nuestro representante en la Liga Femenina de baloncesto por sexta temporada consecutiva. ¡Y sin haber descendido de categoría en ningún momento a lo largo de todos estos años!. Bien es cierto que en más de una ocasión estuvo a punto, pero…jamás terminó una liga ocupando puestos de descenso.

Será la segunda temporada “post-Juan de Mena”, a punto está de cumplirse el primer aniversario…Y una vez más, creo que incluso más que nunca, el equipo se presenta totalmente remozado, no queda ni una sola jugadora de la temporada pasada… salvo las canteranas, y eso ya es otro cantar, no está nada claro.

Las expectativas aquí también vuelven a ser máximas, el respaldo de patrocinio continúa igual… y habrá que ver cómo ensambla el técnico todas las nuevas mimbres que están a punto de llegarle.

Por último, pondría un punto de inflexión en el capítulo de los que dirigen el cotarro: tras los movimientos que hubo hace unos meses, con directivos que anunciaron su marcha e incógnitas varias, nos gustaría conocer cuanto antes las posibles novedades y cómo queda cada quién y cada cual… Seguro que en próximas semanas se lo podemos contar.