Caja Rural de Zamora obtuvo en 2019 unos beneficios netos de 25 millones de euros, lo que supone una mejora sustancial de la rentabilidad y un incremento respecto a los beneficios del ejercicio anterior del 25,2%.

Este viernes los máximos responsables de la entidad de ahorro zamorana, su presidente Nicanor Santos y su director general Cipriano García, han presentado los resultados económicos obtenidos por la Caja Rural de Zamora en 2019. Unos resultados que ambos han valorado de una forma muy satisfactoria.

Para Santos, dichos resultados ponen de manifiesto la validez del modelo de banca de cercanía desarrollado por la entidad en los últimos años y ha agradecido al confianza depositada en la Caja por clientes, socios e inversores.

El director general de Caja Rural, por su parte, ha destacado que la entidad supera en la práctica totalidad de las estadísticas al resto de bancos y cajas del país. Unos buenos resultados que se traducen no solo en los beneficios, sino en la posición dominante que la Caja tiene en Zamora, donde por ejemplo ha concedido el 69,9% de los saldos hipotecarios de la provincia, y en las buenas perspectivas de la Caja en los lugares donde ha comenzado su expansión, como Valladolid, León y Orense.

Según los datos ofrecidos por García, el volumen de negocio total: 3.690 millones de euros, es un 9,8% superior a 2018, hecho muy positivo ya que consolida una tendencia al alza ya iniciada en 2015.

La Caja ha aumentado además significativamente la concesión de nueva financiación a empresas y particulares durante 2019 hasta alcanzar los 645 millones de euros, un 7,5% más que en el año 2018.

Los recursos propios de la entidad totalizan los 231 millones de euros, lo que supone un alza del 15,5% respecto a 31 de diciembre de 2018, dato que consolida nuestra posición financiera y patrimonial y que nos permite afrontar, con mayor confianza, nuevos proyectos para los próximos ejercicios.

Con respecto a la tasa de morosidad, aspecto crítico para las entidades financieras, se sitúa a 31/12/2019 en el 3,0%, dato inferior al registrado por el sistema financiero, debido a la menor exposición relativa de nuestra Entidad al sector inmobiliario.

La ratio de solvencia de la Caja a 31 de diciembre de 2019 se sitúa en el 16,8%, cifra en todo caso, muy superior al nivel mínimo exigido, con un alza de 0,6 puntos porcentuales sobre el 31/12/2018.

Respecto a la ratio de eficiencia ha sido del 44,1%, es uno de los mejores del sistema financiero español. Las ratios de rentabilidad y eficiencia de nuestra cuenta de resultados están por encima del promedio del sistema financiero, siendo unos parámetros muy competitivos y además, objeto de referencia para nuestros competidores.

En estos momentos la Caja cuenta 50 mil socios y 143.000 clientes. Un total de 237 cooperativas están asociadas a la Caja Rural de Zamora.