El recinto ferial de IFEZA ha vuelto a ser este viernes el escenario ideal para la celebración de la gala en la que se han entregado los premios de la Fundación Caja Rural, que este año, por cierto, alcanzaban su vigésima edición. Más de mil personas abarrotaron IFEZA en una cita que ya se ha convertido en un clásico y en la que estuvieron presentes representantes de todos los ámbitos de la sociedad, desde la cultura hasta el deporte, pasando por la política y la empresa.

La gala dio comienzo con una breve intervención del presidente de la entidad, Nicanor Santos, para dar paso a la intervención del director general de la Caja Rural, Cipriano García, quien desgranó en su intervención las principales necesidades y fortalezas de la economía provincial.

La intervención de García dio paso al momento más esperado por el numeroso público presente en el recinto ferial, la entrega de los premios que anualmente la Fundación Caja Rural entrega a los zamoranos o entidades zamoranas más destacadas del año.

El premio “Zamorano del Año” fue a parar a la Denominación de Origen Queso Zamorano, que cumple 25 años. Durante el acto se puso de manifiesto su larga tradición en la elaboración de quesos procedentes de ganado ovino de las razas autóctonas Churra y Castellana. También se hizo hincapié en la expansión internacional de la D.O., que ya circula por EE.UU., Alemania, Reino Unido, Emiratos Árabes y Japón.

El doctor Gerardo Prieto Bozano, que fue jefe del Servicio de la Unidad de Rehabilitación Intestinal y Trasplante Multivisceral del Hospital La Paz de Madrid, fue galardonado con el premio “Zamorano Ilustre”. Tras 47 años de trabajo, y después de ganarse la admiración de pacientes y compañeros de profesión, el médico zamorano recibió un premio más que merecido a una trayectoria profesional envidiable.

El premio a la “Actividad Empresarial” recayó en el Centro de Transporte de Benavente. Un galardón que recae en esta instalación y que sirve de perfecta conmemoración a sus 25 años de funcionamiento y de prestación de servicios a empresas y profesionales del transporte.

 En la categoría de “Valores Humanos”, el reconocimiento fue en esta ocasión para el Servicio de Extinción de Incendios de la Junta de Castilla y León. Durante la gala se puso de manifiesto el abnegado trabajo de estos profesionales, su implicación en las tareas de salvamento de vidas humanas, su disposición las 24 horas del día en caso de necesidad y el riesgo al que muchas veces se exponen para sus tareas. Sobre ellos descansa la responsabilidad de salvaguardad pueblos y espacios naturales de un enemigo que no descansa como es el fuego

Por último, el premio a la ‘Trayectoria’, en este caso deportiva, se concedió a Ricardo Ferrero Domingo “El Rubio”, histórico jugador de pelota zamorano que después pasó a formar parte del Ayuntamiento de Zamora como concejal. También ejerció como directivo de la Delegación Provincial de Pelota y como presidente de dicha Delegación durante casi cincuenta años. Su trabajo en beneficio de este deporte es casi tan extenso como su trabajo en beneficio de la sociedad desde el puesto de concejal y como diputado provincial.

La gala se cerró con la actuación de la cantante Tamara,  invitada especial a una celebración que terminó ya muy entrada la noche con un vino español al que estaban invitados tanto premiados como asistentes a la gala.