Los camiones han lucido este sábado sus mejores galas para celebrar la fiesta en honor a su patrón, San Cristóbal. Una jornada en la que no ha faltado el tradicional desfile desde el Centro de Transportes de Zamora donde la celebración comenzaba esta mañana degustando un vino español y arroz a la zamorana.

La comitiva ha partido desde el Centro de Transportes a las cuatro horas de la tarde al son de las bocinas de los camiones, que lucían adornados con globos y banderines. Los zamoranos y zamoranas que han salido de sus casas para disfrutar del desfile han saludado a su paso a los camioneros que les han tirado caramelos.

Pitando sin parar, los camiones han recorrido diversas calles de la ciudad en un itinerario que ha concluido más de una hora después en el punto de partida. Después, los participantes de la fiesta celebrarán una misa en la parroquia de San Torcuato para finalizar la jornada con una cena todos juntos.