El director general de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz Martín, ha entregado hoy los galardones del Premio “Historias Inspiradoras by Duero Douro”. Este concurso busca reconocer iniciativas empresariales en marcha desarrolladas en el territorio del Duero, que estén destacando como referentes de innovación, calidad, sostenibilidad y economía social. El primer premio ha recaído en el campamento Rock Camp, situado en la localidad soriana de Sotolengo. El accésit ha reconocido el proyecto Douroliva, de Fermoselle (Zamora). Los galardones han sido promovidos por la Agrupación Empresarial Innovadora para la Construcción Eficiente (AEICE) en el marco de su iniciativa Duero Douro, y cuentan con el patrocinio de EspañaDuero.

Los ganadores del primer premio pusieron en marcha sus campamentos de rock en 2009, creando un nuevo concepto dentro del mundo de la música y del tiempo libre.

El enclave elegido para su ubicación fue el norte de la provincia de Soria, una zona bañada por el río Duero y junto al embalse de La Cuerda del Pozo, a los pies de los Picos de Urbión. Situado en pleno Pinar Grande, lugar que han recuperado, se trata de uno de los bosques más extensos de toda Europa, un lugar idóneo para desempeñar esta actividad.

Desde el comienzo, este proyecto ha querido contar con los recursos locales, generar riqueza dirigiéndose a los proveedores de la comarca en la que se encuentran, y apostar fuertemente por dar a conocer la zona, su patrimonio natural y cultural. Con todo ello consiguen, directa e indirectamente, crear puestos de trabajo en Soria, a la vez que destacan el nivel de satisfacción de los niños y jóvenes participantes.

El jurado, a la hora de conceder el premio, ha valorado aspectos como su visión de futuro, su decidida apuesta por la educación, la recuperación y puesta en valor de una zona abandonada y despoblada y el reinventar una actividad existente dándole un alto valor añadido. También destacan el excelente maridaje entre la naturaleza y la cultura, la capacidad de replicabilidad de esta iniciativa en todo el territorio Duero Douro, el hecho de incluir los bienes del patrimonio cultural en su propuesta a los más jóvenes, además de su potencial para crear más riqueza en la zona.

Accésit
Por su parte, el accésit ha recaído en la iniciativa Douroliva, ubicada en Fermoselle (Zamora). En este enclave de los Arribes del Duero una familia ha puesto en marcha una actividad tradicional, poniendo en valor los propios recursos del territorio, en este caso recuperando parte de los olivares que tradicionalmente se venían explotando gracias a las condiciones especiales de la orografía y el clima de esta zona, siendo la elaboración de aceite de gran importancia para su economía.

El jurado ha valorado en este caso su decidida apuesta por la recuperación del sabor de la tierra, de sus raíces, por invertir en una actividad que fija población en un territorio despoblado y envejecido. Resaltan igualmente la valentía y el reto de emprender en el ámbito rural y en una zona compleja. También quieren reconocer la capacidad de innovación, pues de un producto primario han sabido perfectamente realizar la conversión en productos con alto valor añadido en un segmento de mercado gourmet.

El jurado ha estado compuesto por Ángel del Pozo, responsable de Banca Minorista de EspañaDuero; Jesús Jiménez, director territorial del Instituto para la Competitividad Empresarial; Lucía Garrote, directora de la revista “Patrimonio”, de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico; Alejandro Miranda, director gerente de la empresa Patrimonio Inteligente de Castilla y León, ambas promotoras de la iniciativa Duero Douro; Jesús Rivas, gerente de la Asociación Ibérica de los Municipios Ribereños del Duero; José María Cillero, jefe de Cultura y Opinión de “El Norte de Castilla”, y Beatriz Alonso, gerente de la iniciativa Duero Douro, de AEICE.

Durante los últimos años la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Cultura y Turismo, ha promovido distintas iniciativas con el objetivo de incidir en el papel que los bienes de la cultura, y en especial el patrimonio cultural, tienen en el desarrollo económico y social de las ciudades y los territorios. En este sentido, apoya, desde sus inicios, la iniciativa Duero Douro del Cluster AEICE, que persigue el desarrollo socio económico en torno al Duero a partir de recursos endógenos ligados al patrimonio cultural y natural de este espacio. Es en el marco de esta iniciativa donde se desarrolla la primera edición del Premio Historias Inspiradoras by Duero Douro.