La jugadora de Zamarat Carlie Wagner ha dejado este lunes de pertenecer al equipo. Una lesión de rodilla que venía arrastrando desde hace tiempo ha obligado a la jugadora a parar en su actividad deportiva por un tiempo indefinido, por lo que ambas partes, club y jugadora han decidido de mutuo acuerdo rescindir el contrato.

En un primer momento los servicios médicos del club habían detectado la lesión, por lo que la jugadora seguía un plan específico de tratamiento para mejorar su dolencia que finalmente no ha dado resultados positivos.

La jugadora visitó recientemente al médico de su Universidad de procedencia que ha corroborado lo que ya temían los servicios médicos de Zamarat. Ambos diagnósticos aconsejan un parón de toda actividad física intensa en aras a no provocar una grave lesión de impredecibles consecuencias.