El Alcalde de Zamora, Francisco Guarido, junto a varios técnicos del Ayuntamiento y representantes de la asociación de vecinos del barrio de Carrascal, han visitado la parcela en la que se ubicará la depuradora. Un proyecto que se llevará a la Comisión de Hacienda del próximo lunes 25 de febrero y posteriormente al pleno municipal del día 28 de febrero.

Guarido ha informado que el convenio que se aprobará en el pleno entre el Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) establece las condiciones y requisitos necesarios para licitar la obra por parte de la CHD cuyo plazo de finalización previsto es de 2 años.

De este modo, la CHD se hará cargo de la licitación y construcción de la depuradora de Carrascal en la parcela de 600 m2 situada en la ladera del Duero, mientras que el Ayuntamiento deberá responsabilizarse del mantenimiento y los costes de la depuradora.

El Alcalde la de ciudad ha recordado que el consistorio finalizó los trámites para la instalación de la depuradora hace un año y que este retraso se debe a la gestión de la CHD, “cuyo cambio de presidencia ha sido determinante para resolver el asunto”.

El valor de la obra es de 258.150 euros y, según los plazos de la CHD, debería estar concluida en el año 2020.