consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García

La Ley de Violencia de Género de Castilla y León fue pionera al recoger el concepto de víctima de violencia de género en toda su extensión, incluyendo como víctimas a los hijos e hijas y a otras personas que dependiesen de la mujer fallecida por esta causa. Además, el modelo de atención integral a las víctimas de violencia de género en la Comunidad, ‘Objetivo Violencia Cero’, pretende una atención integral mediante respuestas personalizadas y un trabajo en red de todos los agentes implicados.

Los hijos e hijas de mujeres víctimas mortales de violencia de género precisan de una atención especial, enfocada en sus proyectos de vida y en afrontar su futuro en las mejores condiciones posibles. Esa es una de las prioridades para el Gobierno autonómico y el motivo por el que la Junta de Castilla y León va a volver a ser la primera en España en implementar normativamente nuevas medidas en esta materia.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, ha anunciado que en próximos días la Junta va a aprobar un Decreto en el que se contemplan dos actuaciones o ayudas: por un lado, la concesión de una ayuda económica a los hijos menores de edad de las mujeres víctimas mortales por violencia de género, por un importe fijo anual de 5.000 euros, hasta alcanzar la mayoría de edad, que será compatible con otras ayudas nacionales y con otras prestaciones y ayudas públicas o privadas que les pudieran corresponder. Junto a esto, el Decreto también regulará el acceso gratuito a los estudios universitarios en las universidades públicas de Castilla y León para huérfanos menores de 26 años, abarcando tanto los servicios académicos como los complementarios. Se prevé también su extensión a las universidades privadas de Castilla y León mediante los correspondientes acuerdos de colaboración.

Alicia García ha avanzado esta iniciativa en la entrega de las distinciones ‘Óptima Castilla y León 2017’, unos reconocimientos que entrega la Junta de Castilla y León y que valoran y reconocen la implantación de medidas en ámbitos como la integración de la perspectiva de género en la organización de la empresa; comunicación; acceso, promoción y desempeño del trabajo en condiciones de igualdad y equiparación salarial de género; conciliación de la vida personal, familiar y laboral, y medidas de prevención del acoso sexual.

Precisamente, en febrero de este año, la Junta reforzó la distinción ‘ÓPTIMA’ por Decreto para que las empresas que posean esta distinción, lo que significa que están especialmente comprometidas con la igualdad en el ámbito laboral entre hombres y mujeres y que han implementado medidas al respecto, puedan tener determinados beneficios sociales y económicos, como que sean tenidas en cuenta en las licitaciones de los contratos que efectúe la Administración autonómica y en las subvenciones que se convoquen dirigidas al sector empresarial. Esta iniciativa es fruto del consenso y participación en el marco del Diálogo Social.

Apuesta de la Junta por la igualdad en la empresa

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades se ha referido a la apuesta de la Junta de Castilla y León en este ámbito, con actuaciones tan recientes como el consenso para la futura Ley de apoyo a la conciliación de la vida personal y laboral y de eliminación de la brecha salarial de género en Castilla y León, que cuenta con 87 medidas en materia de conciliación y 24 de lucha contra la brecha salarial.

Destaca también en esta apuesta de la Junta el impulso a la contratación de agentes de igualdad en las empresas, con 61 agentes contratados por las organizaciones sociales desde 2015 que han trabajado para que se hayan implantado cláusulas de igualdad en más de 500 convenios colectivos; el programa ‘IO Empresas’, con ayudas que han beneficiado a 236 empresas con 17.900 trabajadores, ha atendido más de 6.300 consultas y ha formado a cerca de 1.000 personas, o las líneas específicas de subvenciones para la contratación de mujeres víctimas de violencia de género con 46 contrataciones en los tres últimos años.

Entrega de distinciones ‘ÓPTIMA Castilla y León 2017’

En 2017 este distintivo ha recaído en ocho empresas, tres de las cuales son del sector de la formación, dos pertenecen al sector servicios y el resto al sector del transporte, al industrial y al de la educación.

La empresa Formación y Mantenimiento Técnico S.A., ubicada en Burgos y dedicada al sector de la formación, cuenta con nueve empleados y ha recibido esta distinción por la implantación de un Plan de Igualdad de Oportunidades en 2015 y la creación ese mismo año de una Comisión de Igualdad, llevando a cabo acciones de sensibilización en esta materia, elaborando un Código de buenas prácticas para prevenir el acoso sexual y la elaboración de boletines digitales informativos.

El Grupo Insem Desarrollo del Conocimiento, S.L., ubicado en Zamora y dedicado también al sector de la formación, tiene una plantilla de 16 personas, el 81 % de ellas mujeres que ocupan el 60 % de los puestos de responsabilidad. Ha sido premiada también por su compromiso con la igualdad, desarrollando acciones de sensibilización, iguales que las de la empresa anterior, pero llevando a cabo, además, formación específica para que las mujeres puedan ocupar puestos de mayor responsabilidad.

Ibecon 2003, S.L. está ubicada en Valladolid y se dedica al sector de la formación. Al igual que las anteriores, destaca su compromiso con la igualdad, habiendo desarrollado las mismas acciones que las anteriores. Cuenta con 51 personas en plantilla, el 82 % de las cuales son mujeres. Pero además, el 80 % de los puestos de responsabilidad están ocupados también por mujeres.

La Sepulvedana S.A, ubicada en Segovia, se dedica al sector del transporte y cuenta con 161 personas en plantilla. Además de tener implantado un Plan de Igualdad de Oportunidades, tiene la distinción de Empresa Familiarmente Responsable y es firmante del Pacto Social contra la Violencia de Género, habiendo implantado la formación en igualdad, un protocolo de prevención del acoso y diseñado un manual de medidas de conciliación.

La empresa METROLEC S.L, ubicada en Valladolid, se dedicada al sector de la Ingeniería de procesos productivos para el sector industrial, y especialmente del sector automoción. Su plantilla es de 44 personas y el 36 % de los puestos de responsabilidad están ocupados por mujeres. En su apuesta por la igualdad, ha desarrollado acciones de sensibilización, formación, comunicación y lenguaje en igualdad, protocolo de prevención del acoso, flexibilidad horaria y una manual de acogida, entre otras.

Las siguientes empresas, ambas del sector servicios y con una clara apuesta por la igualdad, son Nuria Martín Sasado (Limpiezas CRUCI), ubicada en Burgos y con cuatro personas en plantilla, y VEGARSA 2001 S.L, ubicada en Valladolid. Esta última cuenta con 45 personas en plantilla, de las que el 31% son mujeres, que ocupan el 50% de los puestos de responsabilidad. Y entre las acciones de igualdad que ha llevado destacan una auditoría de lenguaje no sexista, manual de medidas de conciliación, manual de acogida, plan de formación y protocolo de prevención del acoso.

Finalmente, ha sido también premiada la Universidad Europea Miguel de Cervantes S.A, ubicada en Valladolid. Con 236 personas en plantilla, de las cuales el 49 % son mujeres, su apuesta por la igualdad se ha puesto de manifiesto por la firma de un Convenio de colaboración con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para la promoción de la igualdad de oportunidades y la prevención de la violencia de género (2016) y han participado en la elaboración de la Guía para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género. Además, desarrolla una gran cantidad de actividades y campañas en favor de la igualdad, la prevención del acoso y la sensibilización del alumnado en materia de violencia de género.