Castilla y León registra una víctima mortal por ahogamiento durante el mes de agosto y alcanza los 22 fallecidos por ahogamiento en los espacios acuáticos en los ocho primeros meses del año, con dos fallecimientos en el mes de febrero, otro en el mes de abril, siete durante el mes de junio y once durante el mes de julio, según el balance del Informe Nacional de Ahogamientos que ha hecho público hoy la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo (RFESS).

La Comunidad Autónoma continúa en primer lugar en número de fallecidos por ahogamiento de los territorios interiores y esta cifra supone el peor dato de los últimos cinco años, en el 2016 sumaba 21, en el 2017 hubo 13, el año pasado 9 y en el 2015 se contabilizaron 6 hasta final de agosto.

Además, todas las provincias tienen contabilizado algún óbito por ahogamiento, encabezando la lista León con cinco; Burgos, Salamanca y Soria con tres en cada territorio, Ávila, Valladolid y Zamora con dos en cada región; y Palencia y Segovia, con uno en cada caso.

El perfil de la víctima es un hombre (77%), de nacionalidad española (95%), mayor de 65 años (54,5%), que ha perdido la vida en un río (45%) y en la totalidad de los casos en zonas sin servicio de atención, vigilancia y socorrismo.

En el conjunto del territorio nacional 307 personas han muerto por ahogamiento en los espacios acuáticos hasta el 31 de agosto, dato que indica un incremento del 22,31% respecto al año 2018.

La Federación de Salvamento y Socorrismo de Castilla y León (FECLESS), al igual que las Delegaciones Provinciales, continuarán durante su 25 Aniversario promoviendo actividades de prevención de ahogamientos, jornadas y talleres de sensibilización y primeros auxilios, como medida para evitar accidentes en los espacios acuáticos, dentro del marco de la campaña nacional de prevención de accidentes #StopAhogados, iniciativa de la Federación Española.

El próximo jueves, 12 de septiembre, Valladolid acogerá la última sesión de los talleres de prevención de accidentes en espacios acuáticos que la Real Federación Española de Salvamento y socorrismo, junto a Cruz Roja Española, están desarrollando este verano. La playa fluvial de Las Moreras será el escenario de los talleres abiertos y gratuitos sobre reanimación cardiopulmonar (RCP), prevención y material de rescate y protocolo de actuación ante una emergencia