El procurador del PP y ex delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, ha defendido este viernes el apoyo que la Administración Regional ha brindado al proyecto de la biorrefinería de Barcial del Barco.

Castro ha asegurado que el problema con el que una y otra vez choca este proyecto es siempre el mismo, “la falta de fondos propios” que permitan justificar las ayudas al mismo.

No es un problema de que las administraciones tengan que poner 20 ó 30 millones de euros, ha subrayado el delegado, sino que en este caso se trata de un proyecto valorado ya en más de 140 millones de euros, y esa es una cifra inalcanzable para la Junta de Castilla y León.

Ha recordado Castro el empeño personal que desde su puesto de delegado territorial se puso en su momento para apoyar la biorrefinería, “con viajes a Europa incluidos en busca de financiación”, pero también ha recordado como la empresa promotora nunca ha podido justificar la existencia de la financiación necesaria.