La Asociación de Amigos del Vino de Zamora vuelve a revalorizar las tradiciones más arraigadas a nuestra tierra zamorana dando cabida en su pequeño espacio enológico y gastronómico a personas con gran afán y gran fuerza para posicionar Zamora y provincia más allá de nuestras fronteras.

En esta ocasión, Amigos del Vino de Zamora ha realizado una cata a cargo de Alvar de Dios que ha mostrado su visión y su buen hacer en la creación de un producto tan único cómo el que realiza. “Diferente a lo que muchos paladares están acostumbrados, algo especial y de autor. No se pide un «Arribes o un Toro»; se pide: «Un Camino de los Arrieros, Un Tio Uco o un Aciano». Elaboraciones muy diferentes entre sí, no solo por las zonas vitivinícolas: Villadepera y El Pego, pero con un único denominador común: la visión de Alvar de Dios”, detallan desde la asociación.

Una actividad que se completó con la puesta en escena de José Francisco Campanario, del hotel restaurante Casa Aurelia; quien magistralmente desveló algunos de los secretos mejor guardados de su cocina dando protagonismo al Garbanzo de Fuentesaúco que ya en el S.XVI gozaba de protección real en la corte situándose en el más alto status gastronómico del panorama nacional.

Campanario deleitó a los asistentes con suculentas elaboraciones como: Hummus de Garbanzo de Fuentesaúco, Ensalada de Garbanzos Casa Aurelia, Garbanzos tradicionales con chorizo y tocino y unos deliciosos Garbanzos con Boletus.

Una jornada que no quiso perderse el Diputado de turismo, cultura y deporte; así como diferentes enólogos de prestigio, escritores y personas destacadas del sector de la hostelería, con el único fin de disfrutar de una animada tertulia y aprendizaje en común.