El ex coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha visitado este martes Zamora para mostrar su apoyo las candidaturas de IU en Zamora a las Cortes de Castilla y León y a los ayuntamientos, y especialmente a la encabezada por Francisco Guarido al Ayuntamiento de la capital.
Cayo Lara ha pedido el voto para el equipo de Francisco Guarido porque, ha sido capaz en este mando, ha dicho de “demostrar que la izquierda es capaz de gestionar una ciudad con solvencia y eficacia” y hacerlo “con humildad, honradez, respeto y austeridad, sin corrupción, sin clientelismo y sin tráfico de influencias”.
Además, ha hecho hincapié en la importancia de frenar a la derecha y en la necesidad de unos presupuestos del Estado fuertes para garantizar las pensiones, los servicios públicos y las transferencias a los ayuntamientos y a las Comunidades Autónomas. Algo que sólo se puede conseguir, ha dicho, con una política fiscal justa y con unos impuestos progresivos que garanticen la recuperación del Estado Social, “ante los recortes continuos de la derecha y de la extrema derecha, tal y como se está viendo en Andalucía con el gobierno tripartito PP, Ciudadanos y Vox”.
Francisco Guarido ha señalado que Izquierda Unida ha sido capaz de eliminar la deuda bajando el tipo impositivo del IBI y eliminando la tasa de basuras de garajes y trasteros, algo esencial, ha añadido, “para poder realizar inversiones sostenibles en la ciudad, que con un ayuntamiento endeudado sería imposible”. Por otra parte, ha indicado que en el futuro será necesario mantener la presión fiscal para garantizar la estabilidad presupuestaria ante la subida de los sueldos de los trabajadores marcada por la ley. Guarido considera fundamental “que el gobierno de España revise la legislación para eliminar las bonificaciones de la iglesia católica o, al menos, compensar a los ayuntamientos por esas bonificaciones, lo que podría traducirse en unos 400.000 euros de ingresos anuales en la ciudad”.