Todos los hospitales de la región cuentan con un plan interno de gestión de residuos pero en buena parte de ellos se echa de menos planes de concienciación para que los trabajadores sepan como aplicarlos.

Es una de las peticiones que el sindicato Comisiones Obreras ha trasladado a la Consejería de Sanidad tras el estudio realizado en once hospitales de la región sobre la manera en la que se tratan los residuos sanitarios no peligrosos y en los que, con carácter general se han detectado varias deficiencias, en la sensibilización del personal y también en la formación que reciben para realizar «una correcta segregación , envasado y etiquetado de los distintos tipos de residuos», como señala Honorio Santos, delegado de prevención de riesgos laborales en Comisiones Obreras.

El sindicato plantea también la necesidad de contar con un plan estratégico de Medio Ambiente que integre la sostenibilidad en el conjunto de actividades y que reduzca la huella ecológica de la sanidad. «Deberían incluir un plan de acción para los distintos ámbitos, desde el ahorro energético, a la movilidad sostenible, la contratación y compras ecológicas, y la prevención y gestión de residuos», según señala Manuela Marqués, responsable de acción sindical.