El calendario liguero establece que el equipo de Sergio Castro vuelva a jugar en casa por segunda semana consecutiva. Esta vez, el equipo visitante es el filial del recién ascendido a la primera división «Liga Iberdrola», el Madrid CFF B. El partido se jugará el domingo a las 11:30 h en la Ciudad Deportiva

El encuentro será muy complicado para los intereses amarillos por varios motivos, el primero de ellos es que el rival es un equipo joven, con jugadoras técnicamente muy completas como corresponde a jugadoras que están en un filial de primera línea. El segundo, la situación deportiva de un equipo plagado de bajas, que no es la más idónea para enfrentarse a un rival de esta talla. El entrenador del Caja Rural solamente recupera a Blanca de todas las bajas con las que cuenta el equipo (Paloma, Cristel, Garzón, Sara Fdez, Saritilla y Rosana) y son duda para este choque Teresa, Lara Morín y Cynthia. Peor no se le pueden poner las cosas al técnico local.

El míster del Amigos del Duero solo desea que las jugadoras con las que cuente el domingo lo den todo sobre el césped. Quiere que sus pupilas estén desde el minuto cero al 120 % para evitar los goles rápidos, que tanto daño están haciendo al equipo.

Sergio ha insistido a sus jugadoras durante la semana de que la concentración y la intensidad son básicas para sacar adelante cualquier partido y más uno tan complicado como este. El míster zamorano está seguro que si sus jugadoras lo dan todo, la victoria se quedará en casa, pero como las jugadoras regateen esfuerzos, no habrá nada que hacer.