El Ayuntamiento de Cerecinos del Carrizal, tras un acuerdo de pleno, ha decidido la eliminación del callejero de varios nombres relacionados con la Dictadura y su sustitución por otras denominaciones con más tradición en el pueblo.

Dicho cambio, que se hace en cumplimiento de la Ley de memoria Histórica, se hará efectivo en las próximas semanas, aunque durante 2019 y para evitar problemas con las nuevas denominaciones, convivirán las dos señalizaciones.

La plaza del Generalísimo pasará a denominarse a partir de ahora plaza Mayor. La calle Generalísimo pasará a ser el Camino Castronuño. La calle Antonio Salazar pasará a llamarse Calle Puente.

Pervivirá en el callejero el nombre de la calle José Antonio por tratarse, según ha explicado el Ayuntamiento, de una calle dedicada a un alcalde de los años 80 muy querido en el pueblo.