La Confederación General del Trabajo, a la vista de los despidos que se vienen sucediendo durante los últimos meses en el grupo empresarial AZUCARERA, S.A., que han afectado también a los trabajadores de la planta de Toro, ha manifestado su profunda preocupación y ha denunciado la nula disposición de la empresa al diálogo.

La “política de despidos” denunciada por CGT “ha creado entre el personal de la empresa una atmósfera de desasosiego y ansiedad, pues ya nadie se siente seguro en su puesto de trabajo y en su ambiente laboral merodea el interrogante de quién será la próxima víctima”.

Además de los despidos producidos en las últimas fechas, CGT ha asegurado que la empresa para la próxima campaña ya ha anunciado en el día de ayer la desaparición de más puestos de trabajo, “con la que no estamos de acuerdo, ya que no ha habido negociación con el comité de empresa, ni inversiones que justifiquen estas desapariciones de puestos, por lo que nos tememos que la carga de trabajo sea repartida entre el resto de la plantilla”, señalan desde el sindicato.

Esta situación, señalan desde la CGT, “está abocando a los trabajadores a forzar la convocatoria de una huelga, aunque manifiesta que aún hay tiempo para alcanzar una solución pactada, que pasaría por anular los despidos y, por ende, evitar la huelga”.