La importancia de un buen cerrajero

Esta ocupación ha sido a través de los años de gran ayuda cuando de cosas del hogar se trata, especialmente cuando se nos parte una llave, o se nos olvidan dentro del coche.

Sin embargo, a pesar de los beneficios hay que tomar precaución al momento de buscar un cerrajero, ya que no solo lo estarías llevando a tu casa sino que le estarías dando el control de abrir y cerrar las entradas y salidas de tu vivienda o en su defecto de tu vehículo.

En caso de necesitar el servicio de cerrajería es indispensable asegurarse de no contratar cerrajeros falsos, ante esto traemos algunos consejos que pueden ser de gran ayuda en esas situaciones.

El cerrajero debe tener amplios conocimientos y experiencia

Si el profesional solo sabe abrir o cambiar una cerradura, sospecha. Para ser un buen cerrajero debe ser capaz de realizar trabajos diferentes que estén dentro del ámbito de la cerrajería, como ofrecer asesorías de seguridad, reparar y realizar mantenimiento a las cerraduras, entre otras funciones.

El cerrajero sabe bien qué materiales y herramientas necesita para llevar a cabo su trabajo, y por eso tendrá que acudir con todo lo necesario y no hacer esto indica poca profesionalidad. Al mismo tiempo que nos hace presumir que el servicio no será el correcto o el adecuado.

En la relación empresa-cliente no solo se busca un beneficio económico (tanto para la empresa de obtener mayores ingresos como para el cliente de ahorrarse un poco de dinero), en este caso se empiezan a valorar más el buen trato, la amabilidad, y la confianza que pueda transmitir la empresa al cliente.

Una buena empresa sabe lo importante que es que un cliente esté contento con el servicio ofrecido. Algo totalmente distinto a lo que ocurre cuando no es un verdadero profesional, ya que aquí solo le importa obtener un beneficio económico sin importarles perder clientes.

Solicita un presupuesto previo al servicio

A veces como clientes preferimos llamar al cerrajero sin hablar antes de las tarifas y esto hace que algunos cerrajeros se aprovechen y cobren un monto que no es acorde con lo trabajado. Ante esto, no te guíes por presupuestos que dan por vía telefónica, ya que serán aproximados y puede que luego no se parezcan en nada a la realidad.

Lo mejor será que el cerrajero haga una pre visualización del trabajo por hacer, así el presupuesto será más real y ya podrás pensar si denegar o no el servicio.
Un taller de cerrajería profesional sí te dará un presupuesto previo, algo que no pasa cuando se trata de una empresa pirata. Y cuidado si no quiere hacer factura.

Busca información legal en su web

Es un requisito legal de toda página web. Si el cerrajero o empresa que presta los servicios lo tiene todo en orden se preocupará por mostrar sus datos legales en lo que se conoce como «aviso legal» dentro de su web, generalmente en el pie de página.
No encontrar esta información o que en ella no se identifique claramente al responsable legal debe hacernos desconfiar profundamente.

Que soliciten tus datos es una buena señal

La información sobre el dueño de la vivienda o negocio, es necesaria para el profesional que ofrecerá el servicio, ya que con esto él podrá asegurarse que la identidad del cliente corresponda con la identidad del propietario del lugar, especialmente cuando se trata de abrir cerraduras de coches.
Si el profesional no solicita esos datos y le hubieran llamado por un robo, el cerrajero puede verse involucrado en el delito.

No caigas en publicidades engañosas

Muchos de estos falsos cerrajeros para obtener clientes rápidos colocan pegatinas en distintos portales con su número telefónico. Lo recomendable es hacer caso omiso y comunicarse con empresas reconocidas por sus buenos servicios.

En base a estos críterios, si estás en Zamora y necesitas unos cerrajeros de calidad y confianza la delegación en Zamora de Nocte Cerrajeros será una buena opción.