El director general de Caja Rural, Cipriano García, ha defendido este viernes el compromiso de la entidad con el desarrollo de la provincia y ha rechazado que la Caja pueda olvidar esa implicación con la provincia de Zamora a medida que gana cuotas de mercado en otros territorios como León, Valladolid u Orense.

Tras hacer balance de los resultados obtenidos por la Caja en el ejercicio pasado, en los que la entidad de crédito zamorana ha logrado más de 25 millones de euros netos de beneficios, el director general de la entidad ha subrayado el compromiso que la Caja tiene con Zamora, por encima incluso de números, estadísticas y rentabilidades.

En este sentido, y como ejemplo de la implicación de la entidad con el territorio, ha recordado que la Rural zamorana sigue manteniendo en la provincia más de 50 oficinas distribuidas por toda la provincia y que en sus planes no se contempla la sustitución de esas oficinas atendidas por personal de la Caja por cajeros automáticos o simplemente retirar sus servicios. Una decisión que García ha reconocido puede ir en contra de los intereses de la Caja, pero que supone una prueba irrefutable de la unión que la caja tiene con sus clientes y con los zamoranos.

El directo de la Caja Rural ha insistido en que esa implicación con el territorio está en la “filosofía” de la entidad y no va a cambiar porque la Rural se debe a sus socios y a la provincia.

Con respecto al papel que la Caja juega en Zamora 10, García ha señalado que se sienten muy satisfechos con el trabajo desarrollado por este colectivo empresarial y ha pedido el apoyo de las instituciones a sus iniciativas.