El sindicato agrario Coag ha comenzado este martes una serie de concentraciones que pretende realizar en próximas fechas para dejar constancia de su rechazo a la propuesta de reforma sanitaria prevista por la Junta para la comarca zamorana de Aliste.

Un inicio de esta campaña de protestas que ha llevado a la localidad de Boya, donde se concentrado acompañado por algunos vecinos frente a su consultorio médico. Al tratarse de una pequeña localidad de menos de 50 habitantes en la que el médico pasa consulta una vez a la semana, Boya es el prototipo perfecto de los pueblos que se van a ver perjudicados por los planes de reordenación previstos dado que tendrán que ser los vecinos los que se desplacen hasta los consultorios médicos agrupados.

“Un tercio de la población de Aliste tiene más de 75 años y se merece toda la atención del mundo y lo más cercana a sus casas, no decirles que tienen que coger un coche para ir a ver al médico, tiene que ser el médico el que tenga que ir a visitarles a sus pueblos y a sus casas” señala desde COAG su portavoz, José Manuel Soto.

La que hoy se ha celebrado en Boya es solo el principio de toda una batería de movilizaciones, dice le sindicato, porque el medio rural necesita atención y no más recortes. “Que Sanidad se entere de que COAG no va a dejar de luchar por la población de aliste y de todo el medio rural”.