La paciencia del sector ganadero de nuestra provincia tiene su límite, han asegurado hoy en el sindicato agrario COAG, que ha pedido al consejero de Medio Ambiente que cumpla de inmediato a su compromiso público de que la  Administración actuará de oficio en el control de las poblaciones de lobo en aquellos lugares donde la especie causa daños a la ganadería.

A diario, señalan desde COAG, llegan noticias de nuevos ataques de lobos en explotaciones ganaderas, tanto de Sayago, Sanabria, Carballeda, etc, todos ellos referidos a manadas o ejemplares localizados y normalmente asentados en parajes concretos, de los que consta la Administración Regional tiene conocimiento puntual y de detalle.

El sector ganadero se siente totalmente indefenso, pues incluso estableciendo medidas suplementarias en el manejo, como una mayor estabulación, la vigilancia personal en el pastoreo, la mayor dotación de perros, éstas se demuestran insuficientes ante manadas o ejemplares de lobo que encuentran en los rebaños su sustento diario, así como en algunos casos como métodos de aprendizaje.

Y esta problemática se extiende tanto al Sur como al Norte del Duero, los lobos no conocen esas líneas de división, están asentados de forma permanente en todas y cada una de las comarcas de nuestra provincia, sobre las que no se viene ejerciendo el más mínimo control, por lo que su expansión está siendo exponencial, en detrimento de la  actividad ganadera en extensivo, práctica tradicional en nuestra provincia.

Desde COAG Zamora consideran que a pesar de los “varapalos jurídicos” al plan de gestión del lobo en Castilla y León, este no debe ser excusa ni motivo suficiente y limitante para que la Administración Regional realice un control efectivo de aquellos ejemplares y manadas localizados, que provocan daños y ataques constatados a diario, pues entienden que ese control es posible porque así lo ampara la normativa nacional, en sintonía con la normativa comunitaria.

Es por ello que desde COAG – Zamora, de no llevarse a cabo dichos controles poblacionales de oficio a la mayor brevedad, convocará acciones de protesta en nuestra provincia, pues “la situación de indefensión y crispación del sector ganadero es generalizada, así como claramente justificada”.