COAG exige a la Junta de Castilla y León que mantenga un servicio público sanitario de calidad en el medio rural. Esta petición, tan simple y fácil de comprender, “está cada día más lejos de ser una realidad: el posibilismo con el que se adoptan determinadas decisiones políticas está derivando en los últimos meses en propuestas de la Consejería de Sanidad que se alejan de este objetivo, a la vez que sientan las bases para el progresivo desmantelamiento de una atención sanitaria de calidad para los habitantes de los pequeños pueblos de nuestra Comunidad”, señalan desde la COAG.

Desde hace años, COAG viene denunciando reiteradamente “la precarización de recursos humanos y materiales destinados a la atención sanitaria en el medio rural, reduciendo las plantillas de profesionales médicos/as y enfermeros/as, cerrando servicios de urgencias, etc., en un cúmulo de decisiones discriminatorias hacia el medio rural y, muy especialmente, con las zonas de montaña y periféricas de Castilla y León”.

Para COAG, “los derechos de los habitantes de los pueblos pequeños no son negociables. La atención sanitaria es un derecho básico y universal que constituye uno de los pilares fundamentales de nuestro estado del bienestar. En este contexto, el presupuesto público destinado a sanidad y asistencia no puede tener únicamente en cuenta el aspecto económico, sino también y por encima de todo, el aspecto social y de equilibrio territorial”.

Siguiendo con las movilizaciones que la organización viene desarrollando en defensa de una sanidad pública de calidad en el medio rural, COAG ha convocado para mañana, a las 12 del mediodía, una concentración de protesta en San Vitero (Zamora).