A partir del próximo 17 de febrero, continuará el cambio de frecuencias de Televisión Digital Terrestre (TDT) en 1.625 municipios de Castilla y León, entre los que se encuentran la práctica totalidad de la provincia, según han informado hoy el subdirector general de Planificación y Gestión del Espectro Radioeléctrico del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Antonio Fernández-Paniagua, y la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín.

En Zamora están afectados todos los municipios de la provincia, salvo los cinco que ya cuentan con nuevas frecuencias y donde las antiguas cesarán las emisiones el próximo 11 de febrero. Son Alcubilla de Nogales, Brime de Sog, Fresno de la Polvorosa, Maire de Castroponce y Santibáñez de Vidriales. Un total de 3.227 edificios se ven afectados por este reajuste, necesario para liberar, por mandato europeo, la banda de 700 MHz del espectro radioeléctrico para permitir el despliegue de futuras redes de telecomunicaciones 5G.

Durante este cambio de frecuencias, con el fin de facilitar la transición y minimizar el impacto para la ciudadanía, las cadenas de televisión emitirán simultáneamente a través de las frecuencias nueva y antigua (simulcast) antes de proceder al cese de esta última a finales de junio de 2020. En este periodo, en los edificios de tamaño mediano y grande se tiene que adaptar su instalación de antena colectiva de televisión para poder seguir viendo los canales en estas nuevas frecuencias. Para ello, el Consejo de Ministros aprobó mediante Real Decreto el pasado 21 de junio de 2019 la concesión directa de subvenciones a las comunidades de propietarios afectadas, por un valor total de 145 millones de euros, gestionadas por la empresa pública Red.es. La cuantía de la subvención oscila entre 104,3 € y 677,95 € por edificación, en función de la infraestructura previamente instalada en el edificio.