El CD Zamora Amigos del Duero comienza la liga frente a uno de sus rivales, a priori en la lucha por el ascenso. Las burgalesas son un equipo llamado a luchar, junto a las zamoranas, por el título de liga y el correspondiente ascenso. De hecho, el Capiscol fue equipo de segunda división hace tres temporadas y quiere retornar a la división perdida.

El Caja Rural solamente piensa en comenzar la liga con una victoria para refrendar la buena pretemporada realizada y para que el inicio liguero sea el mejor posible.

Nacho Merino solamente cuenta con la baja de Sara Rodríguez, una de las porteras, teniendo disponibles a todas las jugadoras de campo.

Por su parte, el equipo de segunda regional, entrenado por Julio Merino, recibe este domingo, a las 12:00 horas, en el campo grande de Valorio al filial del Capiscol.

Este filial es nuevo en el ámbito futbolístico de Castilla y León por lo que es un auténtico desconocido para el entrenador zamorano.

Duelo de filiales en el que primará la juventud, el desparpajo y esperemos el buen fútbol. Seguramente los goles estarán muy presentes en este duelo de filiales.

El entrenador del filial tiene dos bajas para este encuentro, Lucía González y Andrea Hernández.