Desaparece el “cuello de botella” que existía junto a la estación transformadora de Iberdrola en el Alto de los Curas

El Ayuntamiento de Zamora ha comunicado este sábado la conclusión de los trabajos de asfaltado del ensanche del Camino de las Llamas. Desaparece así el «cuello de botella» que existía junto a la estación de transformación eléctrica de Iberdrola, en el acceso al nuevo puente sobre el ferrocarril desde el Alto de los Curas por el camino de las Llamas.

Las obras llevadas a cabo por el Ayuntamiento durante las dos últimas semanas han posibilitado el ensanche de la calzada, de tal forma que posibilita el doble sentido de circulación en el tramo colindante con la estación eléctrica, donde el estrechamiento obligaba a un cambio brusco de carril, en un tramo cada vez más transitado desde que se construyó el puente elevado sobre la línea del AVE y que comunica la carretera de Villalpando y los barrios de Alviar y Siglo XXI con los hospitales y la zona Este de la ciudad.

Para poder acometer esta actuación ha sido necesaria una modificación puntual del PGOU para el cambio de alineaciones, y el retranqueo de la valla perimetral y de una caseta ubicada en la esquina de la estación transformadora. La intervención llevada a cabo afecta a un tramo de unos cien metros lineales, y ha permitido el ensanche de la calzada por la margen izquierda en dirección salida hasta una anchura total de 7,33 m., lo que permite la habilitación de un carril en cada sentido de más de 3,5 m. cada uno; con un espacio de acera de casi dos metros junto a la estación de Iberdrola.