El Zamora ha cumplido con el primero de sus objetivos, que no es otro que consolidarse a base de buenos resultados en los puestos de play off de la tabla en este primer tercio de campeonato. En este segundo tramo de la liga, ha explicado este jueves el técnico vasco David Movilla, el reto no puede ser otro que “estar cerca del primer puesto para acometer los últimos diez partidos con opciones de asaltar el liderato”.

El próximo domingo, el Zamora CF se enfrentará al Cristo Atlético, uno de los clubes que más gustaron el año pasado en el Ruta de la Plata. Para Movilla, el conjunto palentino es un equipo que le ha gustado tanto en el análisis en directo como en los vídeos por ser “un conjunto muy dinámico, muy alegre, muy ofensivo, atrevido, con un nivel técnico elevado. Tiene calidad y talento en el desarrollo ofensivo del juego, tienen descaro y atrevimiento, tal vez en Ávila dejaron algo más la iniciativa al rival, pero suelen llevar la iniciativa y según me comentan, la temporada anterior, fue uno de los mejores equipos que visitaron el Ruta”, sobre las claves del conjunto zamorano para afrontar el próximo partido añadió “o somos capaces de sacar la peor versión del rival o nos va a hacer sufrir mucho”.

Respecto a las bajas en la plantilla como son Sergio, Pipi o Juanan, el míster adopta una visión positiva que pasa por “valorar siempre los partidos en base a lo que hemos tenido y prefiero pensar en cómo deberíamos sacarle un mayor rendimiento. Hacerlo en base a lo que nos ha faltado me parece estéril y absurdo”. Un apartado, el de las lesiones, que no parece preocuparle demasiado y sobre el que afirma “con lo que tenemos , este equipo está capacitado para ganar en todos los campos y a todos los rivales”.