No bastó el coraje, una vez más, para vencer a la técnica. El Amigos del Duero cayó esta mañana derrotado ante un Madrid B que dejó una magnífica impresión en la Ciudad Deportiva. Demostraron un dominio del juego espectacular y una calidad técnica como pocos clubes han mostrado a su paso por Zamora.

En la primera parte, el Madrid dominó con claridad sobre el césped. Cortaron todos los balones largos y templaron el juego en el centro del campo. Solo un escaso mordiente en ataque impidió a las visitantes marcar algún gol. Las locales, por su parte, se entregaron a fondo para contener a las blancas, sin poder aprovechar las escasas oportunidades que tuvieron.

En la segunda parte, el Madrid siguió con la misma tónica, aunque mejoró su efectividad. Marcó el 0 a 1 en el 50 y remachó el partido en lanzamiento de falta directa cinco minutos más tarde.

Las ganas y la lucha aportadas por las zamoranas no bastaron para equilibrar un encuentro que nunca tuvieron fácil.