La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha comenzado un taller de realización de corazones solidarios, los cuales serán confeccionados por voluntarios y colaboradores de la asociación. Esta actividad se lleva realizando cuatro años.

Una de las voluntarias explicaba que «todas colaboran» en la realización del cojín, «unas hacemos los patrones, otras cortan, otras rellenan los cojines y otras cosen», apuntaba. Estos corazones sirven para que las mujeres recién operadas de cáncer de mama estén más comodas, ya que «al ponerlos debajo del brazo, les queda cómodo», además de evitar que el brazo roce la herida y sostiene el brazo y los músculos del hombro. El cojín tiene forma de corazón con una hendidura muy pronunciada  para que pueda encajar con precisión debajo del brazo del lado de la mama operada. Estos corazones serán entregados en los hospitales de la provincia a todas las pacientes que sean intervenidas de cáncer de mama.

Este no es el único taller que organiza la asociación, según apuntan las voluntarias. «Hay talleres de inglés, gimnasia, de pilates, yoga, piscina y de marcha nórdica, que ayuda a las pacientes con cáncer de mama recién operadas», comentan.